foto-nuria-ruiz-vernacci

“Yo no escogí, el camino me escogió….. Ya luego sí tuve que hacer una apuesta por esto”.

E.C.SDI ¿Cómo fue tu acercamiento al mundo del arte? ¿Cómo y cuándo escogiste este “camino”?

Nuria Desde niña.  En mi familia, tanto por el lado paterno como por el materno, había pintores y fotógrafos y se trataba con diversos artistas, ya dos generaciones atrás de la de mis padres.  Mi abuelo y padrino tenía el archivo fotográfico Ruiz-Vernacci, hoy del Patrimonio Nacional. Mi propio padre, fotógrafo, contribuyó no poco a ampliar este archivo. Mi bisabuelo paterno dibujaba muy bien y era Catedrático de Historia de Arte. Llegó a dirigir el Museo Romántico de Madrid. Por parte de madre, ella misma pintaba muy bien. Había tomado clases con diferentes profesores entre los que recuerdo a D. Julio Moisés y un tío suyo, que pintaba más por gusto que por necesidad,  fue muy amigo de Joaquim Sorolla y pintaba a menudo con él. En casa teníamos varios cuadros y eran muy buenos. Cuando era pequeña a casa recuerdo que venían pintores y escultores amigos de mis padres a cenar, todo con música de jazz, que a mi padre le gustaba mucho. Santiago de Santiago era uno de ellos.

Yo no escogí, el camino me escogió….. Ya luego sí tuve que hacer una apuesta por esto.

E.C.SDI ¿Recuerdas tu primera obra? ¿Qué expresaba?

Nuria Recuerdo un Premio Extraordinario que me dieron en un concurso infantil, con 11 años. Una máquina de escribir Olivetti, portátil, roja, preciosa. Había hecho un bodegón con flores, tratando de imitar el estilo de mi madre,  muy resultón.  Entonces pretendía copiar más que expresar nada de mi interior. A esa edad… Luego sí, en Artes y Oficios, conseguí algunos trabajos que siendo ejercicios de los cursos tenían bastante carga, sobre todo en Escultura, con el profesor Montaña, que nos marcó a todos muchísimo. Sacaba de nosotros lo que teníamos dentro, y esa manera de enfrentarnos a la obra la puedes aplicar a la pintura, a la fotografía, al dibujo, era una manera de concebir la obra de arte, según la persona que la fuese a hacer.

Posteriormente, en BBAA  con José S. Carralero, a quien debo muchísimo porque confió en mí, y me dio una nueva oportunidad , me volvió a pasar lo mismo. Trasmitía también ese genio, ese hacer desde las tripas,  haciendo grande un cuadrito de 20 x 20 cm.  Pues grande no se refiere al tamaño, más es la esencia que hay dentro de cada obra.

E.C.SDI ¿Cuál ha sido la obra que más te ha marcado?

Nuria Han sido varias. Cada periodo ha tenido una obra bisagra que me ha agrandado un camino, lo ha ramificado o me ha hecho tomar otro rumbo….

Ahora en este periodo La Ceremonia, que expongo en Espacio Cultural SDI junto a la serie de grabados de pájaros, creo que son lo más significativo. Anteriormente, Amazona, cría en prácticas y Mistery in the forest (este último ganó la medalla de dibujo en el 79 Salón del Otoño), también marcaron un rumbo nuevo que aún sigo explorando.

E.C.SDI ¿Qué es lo que quieres transmitir con tus obras?

Nuria Mi desazón y mi esperanza por esta nuestra especie y por este nuestro planeta, tan castigado por nosotros mismos. La esperanza de que la codicia, de donde vienen casi todos los males, termine pronto. De que se deje a los países más deprimidos que se gestionen democráticamente y de manera sostenible sin gobiernos de tiranos que vienen muy bien a las grandes corporaciones. Es demasiado largo, pero resumiendo, cuidado de la infancia, del resto de seres vivos del Planeta, que nos son imprescindibles y una riqueza en sí mismos, reciclado, ausencia de consciencia por parte nuestra y en especial de la juventud, trascendencia del ser humano….Y sobre todo, me gustaría que fuésemos responsables de nuestros actos. Antes el malo era malo, el usurero era usurero, todos lo sabían; hoy todo está camuflado, y muy buenas personas dejan que otros les manejen sus dineros y quieren el mayor interés, sin preguntar de dónde se saca, dónde se puso su dinerito… Así está el Mundo.

E.C.SDI ¿En qué proyectos te encuentras trabajando  ahora mismo?

Nuria Expongo en la conocida Galería Kreisler, de Madrid, en una colectiva para Navidad, estoy con eso y con una serie de dibujos de animales.

E.C.SDI Por último, y dada tu experiencia como profesora de arte,  ¿qué consejo darías a los artistas jóvenes que apenas empiezan sus carreras?

Nuria Que prueben, que experimenten. Esto en la práctica. materiales, temas, y que no teman cambiar. Hay que ir probando. En cuanto al fondo, que incluso los encargos, que los tendrán, les salgan de lo más profundo de su ser.

Entrevista realizada por el equipo de Dirección de Espacio Cultural SDI.